Bótox: una opción segura y rápida para tratamientos médicos y estéticos

Bótox: una opción segura y rápida para tratamientos médicos y estéticos

El bótox tiene variadas aplicaciones en medicina, tanto para enfermedades como con motivos estéticos. Descubre sus formas de uso en este artículo.
Bótox: una opción segura y rápida para tratamientos médicos y estéticos

Lo primero que tienes que saber es que Botox ® es el nombre comercial por el que se ha hecho más conocida la toxina botulínica. Entonces, para responder qué es el bótox, deberíamos decir, no sin sorpresa, que no es otra cosa que una neurotoxina.

Pero, ¿qué es una neurotoxina? Para eso tenemos que aclarar que existe una bacteria llamada Clostridium botulinum. Cuando la misma encuentra un huésped (un humano o un animal), es la causante de una enfermedad conocida como botulismo. Esta patología se puede manifestar con debilidad, visión borrosa, náuseas o parálisis. Si no se trata, es mortal.

Dicha bacteria libera una neurotoxina que actúa en el nivel en el que el sistema nervioso se une al muscular, bloqueando los impulsos que intervienen en esa comunicación, lo que explica los síntomas de dicha enfermedad. Pero no te asustes. Ahora llegamos al bótox y su aplicación medicinal.

La aplicación medicinal del bótox

El botulismo es una enfermedad poco frecuente, pero puede ser grave. Las dos maneras más habituales de contagio son tras ingerir alimentos almacenados en ambientes con poco oxígeno (las conservas caseras, por ejemplo) y en los bordes de las heridas al entrar en contacto con la bacteria.

Una vez conocido el efecto paralizante de esta toxina de la bacteria Clostridium botulinum, la ciencia ha trabajado con ella hasta modificarla, hacerla segura y convertirla en un fármaco. Gracias a los efectos que produce de parálisis, puede desencadenar resultados satisfactorios.

Esta toxina botulínica ha demostrado tener utilidad terapéutica y ha dado grandes resultados en enfermedades neurológicas que cursan con una hiperactividad muscular. En el campo de la estética se ha hecho famosa a nivel mundial.

¿Quiénes no se pueden aplicar bótox por contraindicación?

Debido a su alta seguridad y a ser un tratamiento local, las contraindicaciones suelen ser mínimas. Aunque siendo prudentes, el fármaco no estaría indicado en las siguientes personas:

  • Alérgicas a la neurotoxina o a sus excipientes.
  • Embarazadas.
  • Mujeres en periodo de lactancia.
  • Personas con enfermedades neuromusculares.
  • Menores de 18 años.
Contraindicación de bótox en embarazadas.
Las embarazadas constituyen un grupo que no debería recibir la terapia con bótox.

¿Cuánto tiempo dura el efecto del bótox en la piel?

Uno de los pocos peros que parece poder achacarse al bótox es que su efecto no es eterno. Se obtienen unos resultados que son reversibles con el paso del tiempo, durando en torno a 4-6 meses.

Lo habitual es que a los 3-4 meses se vayan reduciendo poco a poco los efectos. Por lo que si se desea mantenerlos con fines médicos o estéticos, tendría que haber dosis de recordatorio. Con las inyecciones repetidas, permanecen más tiempo los cambios y las sesiones podrían espaciarse.

¿Cómo funciona la toxina botulínica al ser inyectada?

Esta técnica relativamente sencilla no precisa de quirófano. No genera dolor, salvo las leves molestias del pinchazo con la aguja fina. Se puede realizar en cualquier momento del año, ya que las condiciones climáticas no influyen en los resultados.

No suele producir efectos secundarios y sus efectos son prácticamente inmediatos. Con el bótox, al inyectarlo en una zona concreta, se consigue la relajación de la musculatura de la zona, que en la cara se traduce en la transformación a una piel tersa y tonificada, reduciendo las arrugas.

La toxina botulínica debilita, hasta llegar incluso a paralizar, determinados músculos. Esto es por el bloqueo nervioso que se produce en la zona.

Aunque es una técnica sencilla, tienen que hacerlo profesionales entrenados y cualificados. Este tratamiento no necesita anestesia, ya que se administra con una aguja muy fina.

El uso más conocido es para fines estéticos, sobre todo en la cara, ya que trata y minimiza los surcos y las arrugas de expresión, obteniendo un rejuvenecimiento facial, corrigiendo la flacidez del rostro y del cuello.

A nivel médico (y sobre todo en el campo de la neurología), la toxina botulínica está demostrando ser un tratamiento esperanzador, ya que se ha comprobado su efectividad en el abordaje del exceso de sudoración (hiperhidrosis). Para ello se inyecta en las axilas o en las palmas de las manos o en los pies, lo que reduce la actividad de las glándulas sudoríparas.

También es un rayo de esperanza como tratamiento o complemento de personas con migrañas crónicas que no responden bien a los tratamientos orales habituales. A nivel ocular, para la corrección del estrabismo (desviación de los ojos) o en el blefaroespasmo, que es la contracción involuntaria de los párpados.

En personas parapléjicas, el bótox está dando buenos resultados en el manejo de la incontinencia urinaria.

Efectos secundarios del bótox

Este es un tratamiento bastante seguro y con muy pocos efectos secundarios. Ahora bien, como hemos mencionado, su administración debe ser por parte de personas entrenadas y con formación. Por ejemplo, a nivel estético un pinchazo en una zona que no es la correcta puede desencadenar una expresión que no es la deseada.

En ocasiones, tras el pinchazo pueden darse síntomas como pequeños enrojecimientos (eritemas) en la zona. Sobre todo, en personas que no sigan las recomendaciones que hay que seguir tras el pinchazo. Se produce, entonces, una difusión no deseada de la toxina, afectando a grupos musculares no tratados.

Lo más notorio es la expresión facial no buscada. Incluso, puede producir una caída reversible del párpado superior.

Antes de aplicarse bótox, se aconseja evitar tomar antiinflamatorios y no consumir alcohol.

¿En cuánto tiempo se ven los efectos del bótox?

Lo bueno del bótox es que es una técnica bastante segura, con resultados prácticamente inmediatos y con pocos efectos secundarios. Los resultados que aparecen de inmediato al pinchazo son ya visibles pasadas las 48 a 72 horas. El efecto máximo se obtiene a los 15 días de la aplicación.

Bótox como tratamiento.
La toxina botulínica es de aplicación segura, siempre y cuando la técnica sea guiada por profesionales.

¿Qué cuidados deben tenerse después del procedimiento?

En principio, y debido a su alta seguridad, no hay que tomar grandes cuidados después de la aplicación del bótox. De hecho, lo habitual es que la persona pueda volver con normalidad a su vida habitual.

Aunque es cierto que convendría seguir las siguientes recomendaciones:

  • No masajear la zona durante las 24 horas siguientes. No tenemos que ejercer presión y, por lo tanto, tendríamos que evitar apoyar las manos en la frente, ponernos gafas de sol o usar cascos de motocicleta.
  • Evitar piscinas y saunas.
  • Evitar el ejercicio físico intenso u otras actividades como el yoga, que pueden hacer que nos tengamos que poner boca abajo.
  • No gesticular exagerando los movimientos faciales. De esta manera, nos aseguramos que el bótox se distribuya mejor en las 4 horas siguientes a su aplicación.
  • No conviene colocarse en posición horizontal en las siguientes 4 horas al pinchazo.

Ya ves que es una técnica segura. No dudes en consultar con tu médico si tienes interés en recibirla o necesitas asesoramiento sobre las indicaciones pr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *