Aumenta el uso de data centers en el mundo por el Internet de las Cosas

Aumenta el uso de data centers en el mundo por el Internet de las Cosas

Según la firma de inteligencia y asesoría Arizton, el mercado global de centros de datos alcanzará los 174 mil millones de dólares para 2023. A medida que las tecnologías disruptivas del Internet de las Cosas (IoT) generen un aumento en la demanda de centros de datos y estos continúen volviéndose más valiosos, se necesitarán infraestructuras de centros más sostenibles, eficientes, adaptables y resilientes.

Esta es la realidad que se está viviendo en el mundo debido al uso más continuo de la tecnología con dispositivos, programas, aplicaciones y desarrollos veloces como machine learning, internet de las cosas, inteligencia artificial, entre otros. Toda la información que está en ese entorno son datos que necesitan un lugar para guardarse, y esos son los data centers.

Los usuarios buscarán operadores de centros de datos para implementar enfoques más diversos que habiliten sus migraciones a la nube y al Edge, buscarán centros de datos para ayudarlos a construir ecosistemas de socios más sólidos y esperarán más apoyo en sus esfuerzos por incorporar ofertas como servicio para sus clientes.

Por algo se habla en el mundo del nuevo oro, los datos, pues millones de ellos se están entregando por parte de los humanos a las máquinas, que los recolectan con diferentes fines como mercadeo, salud, justicia, entre otros.

Hay que tener en cuenta que la creciente demanda de datos ha generado que se acelere la necesidad de más centros de datos y del continuo crecimiento de los existentes, aunque no todos los operadores estarán igualmente equipados para manejar los nuevos niveles de agilidad operativa requeridos.

A la par, se debe hablar del cuidado del medio ambiente y de los enfoques sostenibles, por eso, se espera que el centro de datos del futuro se integre y se adapte a los datos completos de sostenibilidad de las cadenas de suministro upstream y downstream de una empresa.

“Los operadores de centros de datos pueden comenzar a administrar hoy las emisiones de Alcance 3 (o emisiones basadas en la cadena de suministro) al involucrar y evaluar primero a los proveedores y socios que ya han logrado reinar en sus emisiones de Alcance 1 y 2 (emisiones directas de fuentes que la organización posee o sobre las que tiene control, y emisiones indirectas de la generación de electricidad, calefacción y refrigeración que compran)”, afirmó Luis Santamaría, gerente del segmento de Cloud and Service Providers para el Cluster Andino de Schneider Electric.

Además, indicó que a medida que las empresas de todo el mundo se esfuerzan por aumentar la flexibilidad mientras navegan por condiciones de trabajo poco ortodoxas y cadenas de suministro impredecibles, ha surgido una nueva mentalidad para permanecer en el negocio: acelerar su capacidad para entregar bienes y servicios con la velocidad y precisión de Amazon.

“La pandemia exacerbó la necesidad de individuos de acceder y almacenar datos en la nube y aceleró la necesidad de las empresas por mejorar su infraestructura de IT. Estos factores han multiplicado la demanda de espacio en data centers y más para un país como Colombia donde ha venido aumentado rápidamente la penetración del internet. Nuestro país está apareciendo en el mapa de todos los grandes jugadores de data centers, fondos, desarrolladores, grandes empresas de tecnología (hyperscalers), que desean posicionarse en el mercado local y latinoamericano”, aseguró Jean Baptiste Wettling, country manager de JLL para Colombia.

Además de resguardar toda la data, las empresas en el mundo deben prevenir cualquier ataque cibernético y crear planes estratégicos con una red de seguridad integrada que permita cuidar los datos de la compañía como también, de los clientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *