Angelina jolie y Brad Pitt se enfrentan en nueva batalla y no por sus hijos

Teniendo en cuenta que Angelina Jolie y Brad Pitt se separaron hace ya casi cinco años y que, aún a día de hoy, siguen enfrascados en una agria batalla judicial que versa fundamentalmente sobre la custodia de sus seis hijos, resulta comprensible que la intérprete haya pedido ahora a un juez que levante cualquier tipo de restricciones legales para la venta, por su parte, de la bodega que adquirió poco antes de casarse con el actor, que posteriormente se incorporó a una sociedad común radicada en Luxemburgo.

El equipo legal de la artista alude a la imposibilidad de seguir trabajando con su exmarido en el ámbito empresarial como la razón principal que motiva su petición, asociado todo ello a su separación como pareja y posterior divorcio: un proceso que ha desembocado en un conflicto cada vez más intenso y enquistado entre ellos que, por supuesto, ha erosionado casi por completo sus vínculos afectivos y su capacidad de cooperación a la hora de gestionar sus propiedades en común.

Según el portal de noticias E! News, la intención de Angelina en un primer momento pasaba por vender su parte del negocio a Brad Pitt, pero al no alcanzar un acuerdo sobre el precio de venta, inmediatamente intentó hallar posibles compradores externos. Fuentes de su entorno señalan que ya ha encontrado incluso un pretendiente para la bodega, pero para poder culminar la transacción ha de asegurarse de que el juez le da su visto bueno y elimina cualquier tipo de traba legal. La artista teme que, si esto no ocurre lo antes posible, este inversor acabe retirando su oferta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *