ALERTA: Embarazos en adolescentes sigue generando preocupación

ALERTA: Embarazos en adolescentes sigue generando preocupación

SANTO DOMINGO, RD.- Human Rights Watch mantiene su preocupación por los altos niveles de embarazos en adolescentes existentes en el país.

Un informe publicado recientemente titulado “Sentí que el mundo se venía abajo” Salud y derechos sexuales y reproductivos de las adolescentes señala que la República Dominicana ha quedado bajo el escrutinio internacional debido a que en las escuelas del país no se brinda educación sexual integral, y esto hace que las niñas, niños y adolescentes no tengan información esencial sobre prácticas sexuales seguras, relaciones saludables y derechos humanos.

Indica el documento que las autoridades han paralizado la implementación de un enfoque sobre educación sexual, que ha sido largamente esperado, mientras que cientos de miles de menores siguen sin recibir información congruente, científicamente avalada y basada en derechos sobre su salud sexual.

El Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) informó en 2017 que más de dos tercios de los alumnos en la República Dominicana no reciben educación integral en sexualidad.

El gobierno ha asumido el compromiso de reducir los embarazos y eliminar las muertes maternas prevenibles. La organización expresa que lograr estas metas requiere que las autoridades adopten medidas específicas. En ese contexto, indica que los responsables de políticas deberían actuar sin demora para asegurar brindar a las adolescentes información sobre salud sexual y reproductiva esencial, entre otras, implementando un programa obligatorio e integral de educación sobre sexualidad en las escuelas; expandir los servicios de salud comprensivos y amigables en todo el país, que atiendan a las niñas sin prejuicios ni estigmatización y despenalizar el aborto.

Leyes. Además, brindar a las niñas la posibilidad de interrumpir de manera segura un embarazo no deseado, promulgar y aplicar adecuadamente prohibiciones más rigurosas contra el matrimonio infantil y asegurar que las niñas embarazadas y casadas y las jóvenes madres nunca sean excluidas ni expulsadas de las escuelas. Recomiendan al presidente Danilo Medina, a los ministros y al Congreso Nacional, implementar la Estrategia de educación integral en sexualidad como contenido obligatorio del programa de estudio en las escuelas primarias y secundarias de todo el país.

De igual forma, asegurar que la estrategia sea acorde con los estándares internacionales y veraz, apropiada para cada edad y basada en el reconocimiento de derechos. Garantizar que el programa de estudio se brinde a los alumnos desde una edad temprana y se vaya ampliando de manera gradual para transmitirles información acerca de su salud y bienestar que resulte relevante a su desarrollo. Como parte del programa, proporcionar a los infantes información práctica sobre cómo usar métodos anticonceptivos y dónde pueden obtenerlos.

Consideran pertinente también capacitar a los educadores para la enseñanza de este programa de estudios de manera imparcial.

Asegurar que los centros de salud no estigmaticen a los adolescentes sexualmente activos, protejan la confidencialidad de todos los pacientes, no impongan requisitos de consentimiento de los padres o de que se les avise para recibir servicios y anticonceptivos, y que cuenten con personal médico idóneo para proporcionar servicios integrales de salud adolescente.
Promulgar y aplicar leyes que prohíban el matrimonio antes de los 18 años.

Panorama
La República Dominicana tiene la tasa más alta de fertilidad adolescente de todos los países de América Latina y el Caribe, según datos de la OPS. Aunque algunos embarazos en adolescentes son planificados y deseados en el momento en que ocurren, muchos no lo son. La prohibición total del aborto implica que las adolescentes con embarazos no deseados deben optar entre abortos clandestinos y, a menudo, riesgosos o las consecuencias de por vida que implica tener un hijo contra su voluntad. Human señala que funcionarios de Educación explicaron que la puesta en práctica de un nuevo enfoque sobre educación sexual integral ha sido deliberadamente lenta, pues se considera un tema “delicado”:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *