28 de mayo, Día de la Higiene Menstrual

28 de mayo, Día de la Higiene Menstrual

Santo Domingo, República Dominicana. – El 28 de mayo es conmemorado como el Día Internacional de la Higiene Menstrual, por cuanto AIDS Healthcare Foundation (AHF), la organización más grande del mundo que trabaja en la respuesta al VIH y el sida, lanza una campaña global bajo el lema “¡Una necesidad, no un lujo!” en la que distribuirá 5 millones de toallas sanitarias a mujeres, niñas y personas menstruantes que las necesitan para mantenerse saludables y en la escuela.

AHF República Dominicana donará más de 50,000 toallas sanitarias, beneficiando a 5,000 niñas y adolescentes que viven en diferentes bateyes del país.

En 2019, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) informó que en Latinoamérica el 43 por ciento de las alumnas que se encuentran con su período menstrual prefieren no ir a la escuela esos días. Esto convierte a la menstruación en una de las principales causas del ausentismo escolar.

“Crecí en una cultura donde la menstruación es tabú y las niñas y las mujeres son vistas como ‘impuras’, se reían de mí si no podía unirme a la clase de natación de mi escuela debido a mi menstruación”, dice Loretta Wong, Directora Global Adjunta de Incidencia de AHF. La higiene menstrual es una parte esencial en la educación de las niñas y personas menstruando, ya que pueden perderse el 20% de cada año escolar debido a las carencias para el adecuado manejo de su ciclo menstrual, ampliando aún más la brecha educativa entre las niñas y los niños.

Unos de los problemas identificados en República Dominicana es que no existen datos sobre la gestión de la salud e higiene menstrual para poder incorporar dicha problemática en la agenda pública del estado y en ese sentido, brindar una respuesta sanitaria especialmente a las niñas y adolescentes más vulnerables de nuestro país.

Las toallas sanitarias en República Dominicana no son asequibles, los precios no sólo han aumentado, sino que, la pandemia ha afectado considerablemente los ingresos de los hogares, por ende, la gente tiene menos dinero para comprar productos sanitarios. Como resultado, muchas niñas faltan a la escuela durante sus períodos lo que provoca que pierden hasta una semana de clases cada mes, por lo que comienzan a quedarse atrás en la escuela. Por otro lado, ante la falta de toallas sanitarias las adolescentes pueden recurrir a alternativas antihigiénicas que pueden aumentar el riesgo de infecciones.

En AHF creemos que es urgente que se derriben las barreras arcaicas que bloquean la igualdad de derechos humanos, en este caso el derecho a la higiene menstrual. Nos sumamos a las iniciativas de ley y reformas que promuevan el acceso universal, gratuito, igualitario y progresivo a los productos de gestión menstrual como insumos básicos y de primera necesidad para las personas menstruantes como también hacer una prioridad política la reducción tributaria a dichos insumos.

En ese sentido la organización informa que el empobrecimiento que está provocando la COVID-19 en el mundo, está agravando aún más la situación de millones de niñas, mujeres, hombres transgénero y personas no binarias que menstrúan todos los meses y no tienen acceso a toallas sanitarias, agua corriente y otros elementos indispensables para gestionar su menstruación en forma digna y saludable, lo que restringe su movilidad, su asistencia a la escuela y compromete autoestima y desarrollo.

Según AHF se llama pobreza menstrual a la imposibilidad de personas, principalmente niñas, de adquirir productos menstruales, que incluyen no sólo toallas sanitarias y tampones, sino también analgésicos y ropa interior. Situación que se agrava aún más en el contexto de la pandemia de COVID-19.

Esta pobreza menstrual tiene consecuencias graves, como hacer que las personas, principalmente niñas, adolescentes y mujeres permanezcan en casa sin ir a la escuela y el trabajo, lo que impacta negativamente en su educación y sus oportunidades. Esta situación aumenta también las vulnerabilidades existentes, empujando a las mujeres y las niñas hacia peligrosos mecanismos de supervivencia, como llegar a practicar el sexo transaccional para obtener dinero para la compra de toallas sanitarias o tampones.

El 28 de mayo es el día reconocido mundialmente como el Día de la Higiene Menstrual, impulsado por primera vez en el 2014 para destacar la importancia que tiene la gestión menstrual en el empoderamiento de las niñas, mujeres y personas menstruantes para su participación social, su autonomía y en la posibilidad de vivir una vida auto determinada.

“En AHF hacemos un llamado a visibilizar lo que viven las niñas, mujeres y personas menstruantes ante la imposibilidad de poder gestionar su menstruación, a romper el tabú que significa hablar de la menstruación. A reflexionar y adoptar políticas publicas que garanticen el acceso a los insumos para la gestión menstrual que son una necesidad y no un lujo. Garantizando de esta forma, que todas ellas no se vean privadas de su autonomía, su libertad y sus oportunidades de vivir una vida plena y libre de discriminación”, dice Guillermina Alaniz, Directora de Incidencia de AHF para América Latina y El Caribe.

AHF impulsará eventos presenciales y virtuales en 28 países, donde se distribuirán en total más de 5 millones de toallas sanitarias, tampones y copas menstruales, dependiendo de las condiciones y necesidades de las personas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *