Receta de Paella de pollo y conejo

Aunque la paella es originaria de Valencia, es cierto que ya se ha convertido en un plato típico español y que en prácticamente todas las comunidades españolas se elabora con asiduidad. Una de las más típicas y clásicas es la paella de pollo y conejo. Se puede acompañar con una ramita de romero fresco o suprimirla, dependerá del gusto personal de cada casa.

Para hacer una rica paella es necesario hacer un buen caldo. Cuando el caldo parte con agua, y no un caldo previo, es importante que se haga con abundante carne, aunque muchas veces suele ser la que sobra precisamente por la gran cantidad que se suele añadir, pero es la única forma para que el caldo quede con un buen sabor y con sustancia. Otra cosa a tener en cuenta para hacer una buena paella es cocinarla a leña o a gas con un paellero especial para su elaboración, donde se puede controlar bien el fuego. Lo que también aconsejamos es que no la hagas en la vitrocerámica, pues la forma de irradiación de esta no le va nada bien a la cocción homogénea del arroz.

Con todos estos secretos y la infalible receta que desde RecetasGratis damos, es imposible que no te quede una paella para chuparse los dedos. Vamos con los ingredientes para saber cómo hacer paella de pollo y conejo y disfrutar de un plato perfecto.

4 comensales 1h 30m Plato principal Dificultad media
Características adicionales: Coste barato, Recetas españolas, Recetas valencianas
Ingredientes para hacer Paella de pollo y conejo:
700 gramos de pollo troceado
500 gramos de conejo troceado
10 cucharadas soperas de aceite de oliva
2 dientes de ajos
150 gramos de judías verdes planas
2 tomates maduros
1 pellizco de hebras de azafrán
1 cucharada postre de pimentón dulce
400 gramos de arroz redondo
150 gramos de garrofón
1 pellizco de colorante alimentario natural
1 litro de agua
1 pizca de sal

Cómo hacer Paella de pollo y conejo:
1. Sala las piezas de carne, tanto del pollo como del conejo.

2. Pela los dientes de ajo, trocea las judías verdes, pela los tomates y tritúralos con una batidora eléctrica. Reserva todos estos ingredientes para seguir con la receta de paella de pollo y conejo.

3. Calienta las cucharadas de aceite de oliva en la paella a fuego fuerte y, cuando esté caliente, añade la carne para dorarla por todos los lados. Agrega también los dientes de ajo y dóralos.

4. Retira los dientes de ajo, baja el fuego, añade las hebras de azafrán y las judías troceadas. Remueve un poco.

Truco: puedes usar un preparado de verdura para paella, que suelen venir ya con el garrofón incluido. Si te decantas por esta opción, añade todo a la vez. También puede ser congelado y añadirse sin descongelar.

5. Incorpora el tomate triturado y sofríe durante un minuto mientras vas removiendo de vez en cuando. Si quieres hacer tu paella de pollo y conejo con alcachofas, siguiendo la receta valenciana, te recomendamos limpiarlas bien y agregarlas ahora, preferiblemente troceadas.

6. Incorpora el pimentón dulce y remueve durante unos segundos.

7. Añade todo el agua, sal al gusto y deja que hierva a fuego medio durante 30 minutos.

Truco: para que el caldo quede bueno tiene que llevar bastante carne, aunque haya más cantidad que comensales, puesto que un caldo pobre en carne suele quedar más insípido.

8. Pasado el tiempo de cocción prueba de sal por si hay que rectificar. Añade el arroz y el garrofón si no lo has añadido aún. Pon también un poco de colorante alimentario, mejor si es natural, aunque suele quedar el arroz menos amarillo, o también puedes usar cúrcuma, igualmente más saludable que el colorante tradicional para paella. Cuece el arroz durante 20 minutos, primero a fuego fuerte, luego a fuego medio para terminar a fuego más fuerte. El arroz no tienes que removerlo, tienes que dejar que se haga solo.

Truco: también puedes añadir a mitad de cocción una ramita de romero fresco para potenciar el sabor de la paella de pollo y conejo.

9. Sería conveniente tener un poco de agua caliente preparada por si el arroz se seca y todavía no tiene el punto de cocción adecuado. En este caso, habrá que añadirle un poquito de agua y debe estar caliente.

Si te gusta el famoso “socarrat” de la paella, sube el fuego en los últimos minutos de cocción para que se pegue un poco por los lados. Una vez cocinada la paella, cúbrela con un paño de cocina o con papel de cocina y deja reposar durante 5 minutos.

10. La paella se suele servir en el mismo recipiente y los comensales meten la cuchara en ella. No obstante, si son muchos en la mesa y no se llega bien a ella, se sirve en platos individuales.

Espero que te haya gustado la receta de paella de pollo y conejo tradicional y te invito a que visites mi blog Cakes para ti.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *