Nirvana: ¿Tiene sentido la demanda del modelo de ‘Nevermind’ por pornografía infantil?

Nirvana: ¿Tiene sentido la demanda del modelo de ‘Nevermind’ por pornografía infantil?

Spencer Elden, más conocido como el bebé de la icónica portada del disco Nevermind de Nirvana, está demandando a la banda por explotación sexual. El hombre afirma que la imagen se considera pornografía infantil.

La demanda fue presentada en el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos en el Distrito Central de California “por daños que surjan de cada una de las violaciones del Demandado a los estatutos federales de pornografía infantil criminal”, según documentos judiciales publicados por Pitchfork.

Elden busca recuperar $ 150,000 además del costo de la acción de la demanda, que incluye los honorarios de abogados y otros costos. “La Corte también puede otorgar daños punitivos y otorgar cualquier otra reparación preliminar y equitativa que la Corte considere apropiada”, declaran los documentos.

Los documentos también señalan que la banda produjo “pornografía infantil” utilizando la imagen de Elden que se ve en la portada del histórico disco de 1991 y tenían la intención de distribuirlo internacionalmente y recibir valor a cambio. La demanda expresa que no se tomaron medidas para prevenir “la explotación sexual y el tráfico de imágenes generalizados”.

Las portadas de otros álbumes conocidos, como Virgin Killer de Scorpions, el álbum homónimo de Blind Faith y Balance de Van Halen se utilizaron como punto de referencia para otros casos en los que “material sexualmente explícito que representa a un niño o directamente pornografía infantil” se utilizó en el concepto y la creación de “campañas controvertidas” utilizadas como vehículo de promoción.

Se alega que ni Elden ni sus tutores legales firmaron una autorización para el uso de las imágenes tomadas durante la sesión de fotos que resultó en la portada de Nevermind.

Hace 5 años, Elden replicó la icónica portada, como parte del aniversario 25 del álbum.

En la demanda también se dice que Cobain acordó cubrir parcialmente la desnudez de la fotografía con la intención de colocar una calcomanía sobre los genitales que decía: “Si esto te ofende, debes ser un pedófilo en el armario”, pero la calcomanía nunca fue aplicada a la cubierta.

¿Tiene sentido la demanda contra Nirvana?

Para Juan Felipe Gutiérrez, abogado con experiencia en entretenimiento: “Hablando de la legislación colombiana, que con relación a lo que puede ser o no considerado pornografía infantil es muy similar a la de Estados Unidos, la demanda no tiene pies ni cabeza porque la fotografía no tiene un carácter sexual explícito, lo cual es un requisito para que pueda ser considerado pornografía. Los simples desnudos, las imágenes de partes íntimas en sí mismas no configuran el delito, de lo contrario no se podrían realizar los comerciales de pañales, cremas o similares”.

“Por otro lado, es claro el valor artístico y conceptual que le quisieron imprimir a la fotografía, por lo cual se aleja aún más de poder ser considerada como pornografía. Diferente a lo que dicen los abogados del demandante, el dinero obtenido de la fotografía hace parte del mismo concepto artístico y está lejos de intentar representar una actividad sexual”, añade Gutiérrez.

El experto agrega que esta demanda refleja la importancia de firmar contratos en este tipo de situaciones. “Es preocupante que no se haya firmado un documento o autorización por parte de los padres del demandante, pues en ese caso es difícil identificar los límites del uso, las formas y el tiempo para determinar si puede o no existir una infracción. Por eso es que debemos firmar contratos”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *