El NYPD desata cacería para captura de dominicano sospechoso de asesinar pareja a balazos y puñaladas en apartamento del Alto Manhattan

El NYPD desata cacería para captura de dominicano sospechoso de asesinar pareja a balazos y puñaladas en apartamento del Alto Manhattan

Miguel Cruz Tejada

NUEVA YORK._ El Departamento de Policía de Nueva York desató desde el sábado en la mañana una feroz cacería para capturar al dominicano Germán Reynoso, de 57 años de edad, sospechoso por el asesinato de su esposa Ramona Rodríguez de Reynoso (Elizabeth) de 50, a quien habría asesinado a balazos y puñaladas cuyo cadáver fue encontrado en la bañera del apartamento que compartían en un charco de sangre donde fue encontrado el viernes a las 10:30 de la noche.

La víctima era nativa de la comunidad de Guatapanal en el distrito municipal de Amina en la provincia de Valverde (Mao) en la línea Noroeste de la República Dominicana.

El homicidio que los investigadores conectan con un crimen de violencia doméstica, ocurrió en un apartamento del sexto piso del edificio 519 en la avenida Audubon y la calle 167, cerca del hospital Presbiteriano de la Universidad de Columbia en el corazón de Washington Heitghs (Alto Manhattan), donde los oficiales y paramédicos hallaron el cuerpo de la mujer la noche del viernes.

No quedó claro si estaban casados.

La policía dijo que las heridas son tan severas que los detectives creyeron que el prófugo usó un machete. Llevaban 30 años de relación y tenían dos hijas y un nieto.

Llama la atención que frente al edificio no se ha levantado un altar como se acostumbra en el Alto Manhattan cuando ocurre ese tipo de tragedias.

Una visita ayer domingo al lugar de este reportero comprobó que nadie ha puesto una foto de la víctima, un velón ni una flor.

Vecinos dijeron que la pareja llevaba muchos años viviendo en el apartamento escena del crimen y que nunca se escucharon discusiones entre los esposos.

Carteles de búsqueda con la foto y la descripción del hombre fueron desplegados en todo el área y colocados en vidrieras de comercios cercanos al edificio y en los que se detalla que el presunto matador frecuenta la zona del cuartel 44 en El Bronx, está armado y es peligroso.

Los investigadores no revelaron las agravantes que conectan a Reynoso con el asesinato de su esposa.

Fue declarada muerta en la escena dijo la policía.

Una residente del edificio que se identificó como Inés, de 36 años, le dijo al tabloide New York Post que escuchó gritos de dolor y conmoción de quien descubrió el cuerpo.

“Siempre piensas que sucederá en algún otro lugar que no sea cerca de ti. Es muy triste”, agregó. “Estábamos aquí y tal vez ella estaba pidiendo ayuda y nadie la escuchó”.

Reynoso fue declarado de inmediato como persona de interés en el asesinato.

La policía no especificó si la maeña recibió un disparo mientras estaba en la bañera o si el asesino llevó el cuerpo allí después de matarla.

El asesinato dejó en shock a muchos residentes y conocidos de la pareja.

“Esto es espantoso”, dijo una mujer que dijo ser amiga de la familia, y no se identificó.

“Los conocí a los dos durante toda mi vida. Es increíble. Me sorprende. Ella es una buena persona. No vi problemas. Nunca escuchamos hablar de ninguna pelea entre ellos”, agregó.

Eva Díaz, de 59 años y vecina de la pareja dijo que Rodríguez Reynoso tenía dos hijas mayores y fueron amigas durante 30 años.

“Ella era una muy amable y buena persona”, dijo Díaz.

Ramona es descrita por sus familiares como una mujer bondadosa, trabajadora y generosa y declararon que el esposo era una persona muy educada por dentro y por fuera. Luis García uno de los vecinos de la pareja le dijo al canal 2 de la cadena CBS que él escuchó una discusión en el edificio.

“Escuché algo como un ruido. Estaba pensando que era una fiesta, alguien llorando y gritando algo”, dijo. García agrega que su vecino, el fugitivo, era una persona encantadora.

“Persona muy agradable, muy amable. Muy impactante”, añadió.

Los vecinos esperan que el responsable sea capturado pronto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *