“Crimen ambiental”: la Amazonía brasileña sufre la devastación de 16 días de incendios forestales

“Crimen ambiental”: la Amazonía brasileña sufre la devastación de 16 días de incendios forestales

Con el hashtag #PrayForAmazonia (#RezaPorLaAmazonía), miles de personas hicieron un llamado en redes sociales a atender los incendios, que representan un riesgo mundial porque afectan al pulmón del planeta.

La Amazonía brasileña, considerada el “pulmón del planeta”, lleva 16 días incendiándose y organizaciones denuncian que el Gobierno de Jair Bolsonaro ha guardado silencio ante lo que han llamado un “crimen ambiental”.

En material difundido en redes sociales, se observan kilómetros de la Amazonía en llamas, lo que ha puesto en riesgo a poblaciones enteras y a miles de especies.

En uno de los videos difundidos en internet, una mujer que vive en este gigantesco territorio del noroeste de Brasil grita desesperada y señala los incendios en la Amazonía.

Con el hashtag #PrayForAmazonia (#RezaPorLaAmazonía), miles de personas hicieron un llamado en redes sociales a atender los incendios que representan un riesgo para el planeta entero, ya que ese inmenso pulmón vegetal produce el 20 % del oxígeno del mundo.

Aumento de incendios

Los focos de incendio aumentaron en Brasil un 82 % en comparación con el año pasado, según datos del gobierno, que entre enero y agosto de 2019 registró 71.497 siniestros de esta naturaleza, un número considerablemente superior a las 39.194 quemas que ocurrieron en el mismo período de 2018. 

El lunes en la tarde, la ciudad de Sao Paulo quedó a oscuras a causa de los incendios en la Amazonía y debido a un frente frío con vientos marítimos, pese a que el “pulmón del planeta” se ubica a miles de kilómetros de allí.

Datos del Instituto Nacional de Investigación Espacial de Brasil (Inpe) indican que la deforestación destruyó 2.254 kilómetros cuadrados de la Amazonía brasileña el pasado julio, 278 % más que los 596,6 kilómetros cuadrados del mismo mes de 2018.

El aumento de la deforestación en la Amazonía provocó que Alemania y Noruega anunciasen la semana pasada el congelamiento de ayudas destinadas a la preservación de la selva. 

“Quienes deforestan y destruyen la Amazonía se sienten alentados por el discurso y las acciones del gobierno de Bolsonaro que, desde que asumió el cargo, ha hecho un verdadero desmantelamiento de la política ambiental del país”, señaló en un comunicado Danicley Aguiar, vocero de la organización Greenpeace en Brasil. 

Respuesta del Gobierno

El ministro de Medio Ambiente de Brasil, Ricardo Salles, señaló en su cuenta de Twitter que el Gobierno ha puesto a disposición de los estados afectados aviones y un equipo de brigadistas para detener los incendios.

“El clima seco, el viento y el calor hicieron que los incendios aumentaran considerablemente en todo el país”, explicó el ministro Salles, agregando que el equipo está disponible y “ya está en uso”. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *