ATENCIÓN: Aleteo auricular, ¿cuáles son sus síntomas y sus causas?

ATENCIÓN: Aleteo auricular, ¿cuáles son sus síntomas y sus causas?

El aleteo auricular es una arritmia, es decir, un trastorno del ritmo cardiaco.También se denomina »flutter auricular». Consiste en la producción de descargas eléctricas anormales y muy rápidas en la aurícula.

Estas descargas provocan una contracción más veloz de las aurículas y, por ello, solo algunos de estos impulsos eléctricos llegan a los ventrículos. Esto provoca que se contraigan de una forma irregular, más rápida y menos eficiente de lo normal.

El aleteo auricular es similar a la fibrilación auricular. Sin embargo, en el aleteo el ritmo es más organizado que en la fibrilación. Es un trastorno relativamente frecuente. De hecho, su mayor incidencia es en varones de mediana edad (60 años).

En este artículo te explicamos en qué consiste el aleteo auricular, sus síntomas y sus causas.

¿Cómo ocurre el aleteo auricular?

En condiciones normales, las cavidades del corazón (aurículas y ventrículos) se contraen de manera rítmica y sincrónica por un impulso eléctrico. Dicho impulso se genera en la aurícula y pasa al ventrículo. De esta forma se produce el latido cardíaco.

La frecuencia normal se sitúa entre los 50 y 100 latidos por minuto. Sin embargo, en una arritmia, este mecanismo se altera. El corazón deja de contraerse de esa manera regular. Si el ritmo es mayor de 100 latidos por minuto, se denomina taquiarritmia.

En el caso del aleteo auricular, la actividad de las aurículas sigue siendo coordinada. El problema es que se contraen a una velocidad de más de 250 veces por minuto. Por ello, los impulsos no pueden llegar correctamente a los ventrículos.

De hecho, a los ventrículos llegan alrededor de uno de cada dos impulsos. Esto provoca un ritmo cardíaco de unos 150 latidos por minuto. En términos médicos, se dice que el aleteo auricular es una taquiarritmia producida por un circuito de macro-reentrada.

¿Cuáles son las causas del aleteo auricular?

El aleteo auricular es una arritmia frecuente en pacientes con un problema cardiaco de base. Por ejemplo, es más frecuente en personas con hipertensión, cardiopatía isquémica o miocardiopatía. Sin embargo, también puede ocurrir en personas con un corazón sano.

Algunas de las causas que provocan este trastorno son:

  • Como hemos mencionado, enfermedades cardíacas anteriores. Entre ellas destacan las enfermedades de las válvulas cardíacas y las patologías de las arterias coronarias. Del mismo modo, influyen las miocardiopatías, que son alteraciones del músculo cardíaco.
  • Hipertensión arterial.
  • Consumo de alcohol. Se ha relacionado especialmente con un consumo excesivo en poco tiempo.
  • Otras enfermedades como trastornos pulmonares o hipertiroidismo.
  • Haber sufrido un infarto de miocardio previo. También puede darse en personas que han experimentado una revascularización de las arterias coronarias.
  • Algunos medicamentos.
  • Pericarditis.

Podría gustarte: ¿Se puede practicar ejercicio con una fibrilación auricular?

Síntomas del aleteo auricular

Los síntomas van a depender de la velocidad a la que se contraigan los ventrículos. Esta velocidad provoca que disminuya la capacidad del corazón para bombear sangre. De hecho, los síntomas pueden comenzar o parar repentinamente.

Los síntomas más típicos son el mareo y la dificultad respiratoria. Otros síntomas son:

  • Debilidad.
  • Dolor torácico, especialmente en aquellos que tienen otros problemas cardiacos.
  • Pulso acelerado, palpitante e irregular.
  • Palpitaciones.
  • Confusión, desmayos.
  • Pérdida de capacidad para el ejercicio.

Además, el aleteo auricular se puede complicar si se producen coágulos de sangre en las aurículas. Esto puede producirse ya que, al latir tan rápido, las aurículas no llegan a vaciarse por completo y la sangre estancada termina por formar coágulos.

También pueden desprenderse fragmentos de dicho coágulo y desplazarse por el torrente sanguíneo. Si estos fragmentos obstruyen una arteria, pueden provocar problemas isquémicos en otra zona del organismo. Por ejemplo, tromboembolismos pulmonares o accidentes cerebrovasculares.

representación de un accidente cerebrovascular

¿Cómo se diagnostica?

El médico, en primer lugar, auscultará el corazón y medirá la frecuencia cardiaca. El diagnóstico se suele basar en la frecuencia, los síntomas y el electrocardiograma.

Sin embargo, el aleteo auricular puede ser intermitente. Por ello, existen otros métodos que registran los ritmos cardiacos durante un período mayor de tiempo. Destacan:

  • Monitor de eventos (3 a 4 semanas)
  • Monitor Holter (examen de 24 horas)
  • Registrador implantable subcutáneo (monitoreo extenso)

Además, como hemos mencionado, el aleteo auricular suele producirse en pacientes con una cardiopatía de base. Por ello, se suelen realizar pruebas como la ecocardiografía y la angiografía. Del mismo modo, se llevan a cabo análisis de sangre, en los que el médico también valora la actividad del tiroides.

Quizá te interese: Métodos de diagnóstico de la fibrilación auricular

En conclusión

El aleteo auricular es un trastorno del ritmo cardíaco relativamente frecuente. Por ello, es necesario conocer sus síntomas y acudir al médico ante cualquier alarma. De esta forma, se podrán evitar posibles problemas cardíacos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *