¿Salvar la pareja haciendo un caso omiso a la infidelidad?

¿Salvar la pareja haciendo un caso omiso a la infidelidad?

Quizás estás pasando por una situación difícil. A veces, en relaciones surgen pequeños “deslices” o affaires prolongados. Las posibilidades son infinitas cuando hablamos de tener una aventura. ¿Una tercera persona apareció en tu relación? ¿Es posible salvar la pareja haciendo un caso omiso a la infidelidad?

Afrontar y tratar una infidelidad no es tarea sencilla y en muchos casos puede significar la ruptura de la relación, pero si hay un interés por ambas partes de continuar, no tiene por qué significar el fin. El asunto es cómo lo llevan los interesados, pues determinadas actitudes pueden obstaculizar la reconciliación.

¿Es posible recuperarse de la infidelidad?

la infidelidad - Mujer infidelidad

La confianza es la base de toda relación. Requiere tiempo y esfuerzo construirla, pero romperla es cuestión de segundos. ¿Te han sido infiel? Es normal que pases por momentos de negación, shock, ira, rabia, depresión, desesperación y confusión. Sin embargo, luego de las primeras emociones podemos entrar en la disyuntiva: ¿Salvar la pareja haciendo un caso omiso a la infidelidad?

Existen dos aspectos que deben considerarse para dar una segunda oportunidad. El primero es el amor y el otro es el arrepentimiento. Que ames a tu pareja y esta se encuentre sinceramente arrepentida de su falta son condiciones de suma importancia para superar la situación. Si has decidido salvar tu relación, sigue estos consejos:

Hablad

La comunicación es la clave de todas las relaciones. Siéntate con tu pareja y habla. Pregunta qué fue lo que salió mal dentro del vínculo amoroso para que la llevara a buscar otra persona. Evita que tus emociones te controlen.

Pasad un tiempo separados

Tomar un descanso del compromiso puede ser lo que se necesita cuando se piensa en cómo salvar un matrimonio. Pasar un tiempo lejos el uno del otro puede ayudarles a volver a evaluar dónde están los verdaderos problemas en su relación.

Haced cambios

Ya llorasteis, ya peleasteis y ya gritasteis. Ahora hay que sanar todo eso. Id a la playa o a algún lugar que no conozcáis. Pensad en las cosas que os hicieron acercaros más en un principio. Dependiendo de las razones por las que tu pareja te fue infiel, trata de hacer cambios.

Buscad consejería matrimonial

Si a pesar de que has puesto en práctica los consejos anteriores no logras superar tu situación, busca consejería matrimonial. Ve a terapia de pareja, sigue las sugerencias de un profesional y salva tu relación.

¿Cuáles son las causas de la infidelidad?

la infidelidad

Aunque cada caso tiene componentes específicos, existen razones comunes por las que engañamos a nuestra pareja. ¿Cuáles son las causas que nos llevan a ser infieles?

  • Desamor: Se percibe que el amor se ha acabado en la relación porque ya no se da la intensidad sexual y romántica propia de los primeros pasos en una relación.
  • Inseguridad: La persona se siente en inferioridad de condiciones respecto a su pareja y la infidelidad sirve para reafirmar su valor en el mercado amoroso y subir la autoestima.
  • Monotonía: Aunque la relación pueda ser satisfactoria en términos generales, en algún momento una de las partes se aburre y quiere probar algo distinto.

¿Existe un lado positivo?

Aunque a veces resulte difícil de comprender, la infidelidad puede tener un aspecto positivo. Puede significar la renovación de la pareja. Gracias a este caos, algunas parejas encuentran un nuevo orden, tienen conversaciones profundas con honestidad y apertura como nunca habían tenido en décadas.

Estar a punto de perder algo importante logra que se revalorice la relación y las parejas sexualmente apáticas reavivan la llama. El miedoa la pérdida refuerza el deseo.

Las aventuras pueden tener una doble perspectiva: daño y traición, por un lado, y por el otro, crecimiento y autodescubrimiento. Así que es posible salvar a la pareja haciendo un caso omiso a la infidelidad y lograr comenzar un nuevo camino. Recuerda que para lograr una recuperación es fundamental que ambas personas involucradas estén dispuestas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *