Cosas que tienen en común las parejas duraderas

Cosas que tienen en común las parejas duraderas

Las parejas duraderas son admiradas por muchas personas que no logran conseguir una relación estable. Cada vez, sorprende más conocer matrimonios que cumplen y festejan aniversarios felizmente.

Quizá, todos sueñan con encontrar un compañero para el resto de sus vidas, pero no parece muy sencillo de conseguir. Por tal motivo, se han identificado las cosas que tienen en común quienes ya lo lograron.

Parejas duraderas: 8 cosas que las caracterizan y son un paso a la felicidad

Está claro que no existen consignas mágicas para tener parejas duraderas, pero seguramente las que te mostramos a continuación sean una gran base para lograrlo.

1. El diálogo no se abandona

Los vínculos que se mantienen intactos durante años tienen como uno de sus pilares fundamentales el diálogo. Es poder conversar, de manera tranquila, sobre todos los temas que conciernen a la pareja. También sobre aquellos otros que involucran solo a uno de sus miembros, pero afectan la relación.

Es importante saber decir y escuchar no solo las cosas buenas, sino que aquellas que no son tan agradables también. Es obvio, que en tanto tiempo pasarán por diversas circunstancias. Por lo tanto, hay que estar atentos a nunca perder el hábito de la palabra para seguir unidos.

Lee este artículo: 6 discusiones que toda pareja feliz tiene

2. Los detalles son signos de amor

En los inicios de una relación de pareja, generalmente, los detalles desempeñan un rol destacado. Un beso de buenos días, un saludo a mediodía, una sorpresa en San Valentín… Todo vale su peso en oro.

Las parejas duraderas eligen mantener esos detalles vigentes a lo largo de su camino juntos. Así, se permiten enviarse una nota de amor a la oficina o dedicarse una canción por la radio.

De igual manera, estar presente en cada logro del otro es prioritario para alimentar el afecto y mantener una relación saludable. Si los proyectos no salieron tan bien como esperaban, un abrazo para contener puede ser suficiente.

3. Las discusiones eternas no llevan a nada bueno

Otra de las cosas que tienen en común las parejas que duran mucho tiempo es que evitan las peleas sin fin. Discutir por cualquier motivo no está en su agenda y vale más la negociación.

De hecho, una de las claves es jamás irse a dormir enfadados entre sí. Si surge un inconveniente, es mejor conversar y solucionar las diferencias antes de conciliar el sueño.

4. La confianza jamás se olvida

Las parejas duraderas tienen confianza plena entre ellos y están seguros de que siempre tendrán el apoyo del compañero. Las inseguridades individuales son superadas entre ambos con simples acciones.

No hay lugar para los celos ni para sentir que están en riesgo en ningún momento. En realidad, comprenden que son un equipo y funcionan como tal. Su relación es tan sólida que no puede romperse por la interferencia de terceros.

Lee este artículo: Aprende a controlar los celos

5. El buen humor es parte de la vida en pareja

Pareja y espacio.

Seguramente, si miran a su alrededor y encuentran matrimonios que han pasado gran parte de sus vidas juntos, verán como se divierten juntos. Y es que el buen humor es contagioso y genera momentos de felicidad compartida.

Las parejas duraderas se permiten reír, cantar, bailar y hasta hacer el ridículo en público jugando como niños. Esas mismas actividades que los unieron en la juventud se traducen en nuevos espacios ahora. Pero la idea es no perder la magia de sentirse jóvenes y felices.

6. El sexo se recrea

Las relaciones sexuales en todas las edades brindan una sensación de energía renovada y unión inequívoca. Las parejas duraderas han aprendido a mantener sexo de calidad durante su recorrido en el amor.

No se habla ya de la frecuencia con que intiman sexualmente, pero sí de la intensidad con que se entregan cada vez. Innovar y adecuar las posturas sexuales a las circunstancias actuales los convierte en expertos.

7. El respeto por la individualidad

Como en todas las relaciones, el respeto no puede perderse o no habrá vuelta atrás. Y así lo han entendido las personas que construyeron vínculos saludables y  largos.

Hablar de respeto no es solamente ser cordiales o utilizar bellas palabras. Significa dar el lugar que la otra persona necesita para sentirse bien. Entender que hay espacios que son propios del individuo y que no deben ser invadidos.

También se trata de respeto cuando se considera interpretar los sentimientos ajenos antes de realizar una acción. No todos son iguales ni tienen las mismas reacciones, por lo tanto, es bueno ponerse en su lugar primero.

8. Las parejas duraderas terminan juntos el día

Una de las cosas que comparten las parejas duraderas es despedirse cada noche con un beso e ir a la cama al mismo tiempo. Es una manera de pasar unos minutos a solas después del tiempo separados durante la jornada.

En resumen

Las parejas duraderas tienen muchos hábitos para imitar y que son un primer camino a la felicidad. Es posible que haya que tener la suficiente madurez emocional para lograr construir estas costumbres. Sin embargo, ellos lo han logrado y demuestran que es mucho más sencillo de lo que parece.

Es adaptarse, ceder y hacer de cada momento juntos un ritual que permita una mejor conexión. Se trata de tener una visión de pareja desde otra perspectiva, más relajados y agradecidos por un día más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *