Las mejores recetas de croquetas de jamón

Las mejores recetas de croquetas de jamón

Las recetas de croquetas de jamón que te compartimos a continuación reúnen las mejores técnicas de preparación, con lo cual, se facilita mucho el proceso de cocción. Ahora bien, en cuanto a los ingredientes, hay que tener en cuenta que la cantidad de estos pueden variar según la cantidad de comensales. La única constante que debe mantenerse es el jamón: este no debe reducirse demasiado en cantidad porque si no, la receta queda poco gustosa.

Croquetas de jamón serrano

Ingredientes (para 6 comensales)

  • 1 diente de ajo
  • Aceite de oliva
  • 1 puerro
  • ½ vaso de nata (100 ml)
  • 3 huevos medianos
  • 4 tazas de leche desnatada (1 litro)
  • 1 ½ taza de harina (180 g)
  • 2 bandejas de jamón serrano (200 g)
  • 5 cucharadas de mantequilla (100 g)
  • Pan rallado (la cantidad necesaria)
  • Opcional: cebolla, pimienta negra, nuez moscada
  • Otros: 1 hueso de jamón.

Preparación

  1. Tamizamos la harina y la reservamos.
  2. En una olla, calentamos la mantequilla hasta derretirla.
  3. Picamos el jamón en trozos pequeños y reservamos.
  4. Aparte, picamos el puerro en trozos pequeños. Hacemos lo mismo con el ajo.
  5. Una vez se haya fundido la mantequilla, agregamos el puerro y el ajo a la olla para que se pochen. Cuando el ajo esté dorado, agregamos el jamón y rehogamos todo durante un par de minutos.
  6. En una olla, calentamos la leche y la nata. Añadimos el hueso de jamón para que comience a tomar gusto. Ojo, no hay que dejar que la leche rompa el hervor.
  7. Mientras se rehoga, añadimos la harina a la preparación y removemos constantemente para integrar todos los ingredientes.
  8. Poco a poco, añadimos le mezcla caliente de leche y nata al roux(es decir, a la mezcla de cebolla con jamón y mantequilla). Es importante que la mezcla quede suave, uniforme y sin grumos.
  9. Condimentamos al gusto y vertemos en un recipiente. Ahora dejamos enfriar unos 2 o 30 minutos para que se asienten los ingredientes y la mezcla tome espesor.
  10. Colocamos tres recipientes en el siguiente orden: harina, huevo y pan rallado. Una vez hayamos formado la croqueta, la pasamos por cada uno de estos recipientes para rebozarla y llevarla a freír. Es importante que, a la hora de amasar, lo hagamos con las manos ligeramente engrasadas con una gota de aceite de oliva.
  11. Freímos las croquetas en abundante aceite de oliva hasta que estén doradas por todos los lados.
  12. Servimos con un poco de perejil fresco por encima ¡y listo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *