Rusia muestra paso a paso cómo Israel provocó el derribo del Il-20 en Siria

Rusia muestra paso a paso cómo Israel provocó el derribo del Il-20 en Siria

En una sesión informativa dedicada al derribo del Il-20 ruso en Siria, el portavoz del Ministerio de Defensa de Rusia, el general mayor Ígor Konashénkov, ha ofrecido información detallada sobre las circunstancias y la cronología de la tragedia, basada en datos objetivos de radar, incluidos los del sistema Plotto, que muestra información sobre la situación en el aire. Estos son los momentos clave del incidente, paso a paso. 

Cronología
A las 20:31 (17:31 GMT) del 17 de septiembre el avión de reconocimiento ruso Il-20 emprendió una misión especial en la zona de desescalada de Idlib con 15 tripulantes a bordo.

Al mismo tiempo, un grupo de cuatro aviones de combate israelíes F-16 salió de Israel para lanzar un ataque repentino contra instalaciones industriales sirias y, después de sobrevolar aguas neutrales del mar Mediterráneo, ocuparon el área de patrulla a 90 kilómetros al oeste de Latakia.

A las 21:39 (18:39 GMT) una coronel del Mando de la Fuerza Aérea de Israel informó al Mando ruso en Siria a través del canal de prevención de conflictos sobre el próximo ataque con misiles, afirmando que en los próximos minutos Israel atacaría objetos en el norte de Siria.

A las 21:40 (18:40 GMT), un minuto después, cuatro cazas israelíes lanzaron bombas aéreas contra instalaciones industriales en la provincia de Latakia.

De esta manera, Israel no notificó por adelantado a las fuerzas rusas sobre su operación, sino que emitió una advertencia simultánea al inicio de los ataques, lo que constituye una violación de los acuerdos rusos-israelíes de 2015 destinados a prevenir incidentes entre las fuerzas de ambos países en Siria, afirma Konashénkov.

“Israel no notificó por adelantado a las fuerzas rusas su operación, sino que emitió una advertencia simultánea al inicio de los ataques, lo que constituye una violación de los acuerdos existentes”Ígor Konashénkov, portavoz del Ministerio de Defensa de Rusia
Por otro lado, el portavoz subraya que durante la conversación —a cuya grabación ha tenido acceso el Ministerio de Defensa ruso— la militar israelí había advertido de ataques en el norte de Siria, aunque, finalmente, se llevó a cabo en Latakia, que es una provincia occidental del país. “La información engañosa” proporcionada por la militar israelí sobre el área de ataques “no permitió que el avión ruso Il-20 se trasladara a un área segura”, denunció Konashénkov, añadiendo que Israel tampoco proporcionó ninguna información sobre la ubicación de los aviones F-16.

A las 21:51 (18:51 GMT) los sistemas de defensa antiaérea sirios comenzaron a repeler el ataque israelí y lanzaron misiles.

Después del ataque, los aviones israelíes volvieron a patrullar el área a 70 kilómetros al oeste de la costa siria. Activaron el bloqueo de radar y, aparentemente, comenzaron a prepararse para otro ataque.

A las 21:59 (18:59 GMT) uno de los aviones israelíes comenzó a maniobrar hacia la costa siria, acercándose al Il-20, que se disponía a aterrizar. Las unidades de defensa aérea sirias consideraron su maniobra como otro ataque de la Fuerza Aérea israelí.

Según Konashénkov, “es imposible” que el piloto israelí no entendiera que el Il-20 tiene una superficie reflectante mucho mayor que la de un avión F-16 y sería el objetivo prioritario para un misil antiaéreo. Además, los militares israelíes sabían que Rusia y Siria usaban diferentes sistemas de identificación amigo/enemigo, por lo que era probable que los radares sirios identificaran un Il-20 como un grupo de aviones israelíes.

En este momento, el Il-20 realizó una maniobra para su acercamiento final a la base aérea de Jmeimim y se encontró en la trayectoria de fuego de los sistemas de defensa aérea sirios dirigidos a los aviones israelíes, recoge Konashénkov, subrayando el hecho de que los cazas israelíes “usaron como escudo” al avión ruso contra los misiles antiaéreos, mientras seguían maniobrando en la zona.

A las 22:03 (19:03 GMT) un misil antiaéreo sirio golpeó el objetivo mayor y más cercano: el Il-20. El comandante de la tripulación informó sobre el incendio a bordo y el comienzo el descenso de emergencia.

A las 22:07 (19:07 GMT) el avión ruso Il-20 desapareció de los radares. Mientras tanto, las aeronaves israelíes se quedaron en la zona y continuaron patrullando el espacio aéreo hasta las 22:40.

A las 22:29 (19:29 GMT) un oficial del Mando ruso en Siria informó a un oficial del puesto de mando de la Fuerza Aérea de Israel que el avión ruso estaba en peligro y exigió que los aviones israelíes abandonaran el área, ya que era necesario involucrar a las fuerzas de rescate rusas. El teniente israelí respondió que había recibido la información y la reenviaría al comando.

A las 22:40 (19:40 GMT) los cazas F-16 abandonaron la zona.

A las 22:53 (19:53 GMT) 50 minutos después de que el Il-20 fuera alcanzado por el misil, la coronel israelí se puso en contacto con los militares rusos para comunicarles lo siguiente: “Su información sobre el incidente con Il-20 ha sido aceptada. Hemos abandonado la zona. Si necesitan ayuda, estamos listos para ayudar”.

“La culpa de la tragedia recae enteramente en la Fuerza Aérea de Israel”
Los datos presentados indican que las acciones de los pilotos israelíes ponen de manifiesto, o bien “su falta de profesionalidad”, o un acto de “negligencia criminal como mínimo”, ha subrayado el portavoz militar ruso, para reiterar que la culpa de la tragedia con el avión ruso Il-20 “recae enteramente” en la Fuerza Aérea de Israel y en aquellos que tomaron la decisión de llevar a cabo tales acciones.

Konashénkov también ha hecho hincapié en que el 17 de septiembre los aviones de combate de la Fuerza Aérea de Israel maniobraban en la zona de los accesos al aeródromo de Jmeimim, utilizada no solo por aviones de pasajeros militares sino también civiles, por lo que los cazas israelíes crearon “una amenaza directa para cualquier avión de pasajeros o de transporte que pudiera haber estado allí en ese momento”, y que podría “haberse convertido en víctima de las acciones arriesgadas del Ejército israelí”.

El portavoz también ha destacado que el comportamiento de los pilotos israelíes se diferencia mucho de las acciones de la aviación estadounidense en la región. En este sentido, ha indicado que Rusia y EE.UU. tienen un canal de comunicación para evitar incidentes aéreos, de tal forma que las partes “se avisan con anticipación sobre los planes para el uso de la aviación en varias áreas de Siria”. Esto permite “tomar medidas oportunas para excluir cualquier situación que suponga una amenaza para los militares rusos y estadounidenses tanto en el aire como en superficie”, explicó Konashénkov.

“Los cazas israelíes crearon una amenaza directa para cualquier avión de pasajeros o de transporte que pudiera haber estado allí en ese momento, y que podría haberse convertido en víctima de las acciones arriesgadas del Ejército israelí”Ígor Konashénkov, portavoz del Ministerio de Defensa de Rusia
El portavoz ha subrayado que la parte rusa “nunca ha violado” los acuerdos con Israel y no ha utilizado armas de defensa aérea rusas desplegadas en Siria, aunque durante los ataques aéreos israelíes en varios casos “hubo momentos que crearon una amenaza potencial” para la seguridad de los militares rusos.

Durante el período cubierto por los acuerdos, el Centro de Mando de la Fuerza Aérea de Israel recibió 310 notificaciones sobre las misiones de la Fuerza Aérea rusa cerca del territorio israelí, mientras que Israel solo envió a Rusia 25 notificaciones, precisamente justo antes de los ataques, según Konashénkov.

En el contexto de la cooperación ruso-israelí en Siria, “es difícil para nosotros entender” qué causó las acciones mencionadas de Tel Aviv, enfatizó el vocero, que califica los hechos de “respuesta de extremadamente ingrata a todo lo que ha hecho” Rusia para Israel y los israelíes en los últimos tiempos.

“Más allá de la construcción civilizada de las relaciones”
En este sentido, Konashénkov ha recordado que, gracias a la operación de las Fuerzas sirias apoyadas por Rusia en la zona de desescalada del sudoeste del país árabe, el contingente de mantenimiento de la paz de la ONU pudo reanudar su trabajo en la frontera entre Siria e Israel en los Altos del Golán.

El pasado 2 de agosto, el contingente de la ONU, acompañado por la Policía militar rusa, organizó patrullas en el área de los Altos del Golán por primera vez tras una pausa de seis años. El apoyo militar ruso a esta misión ayudó a garantizar que no se produjeran ataques contra el territorio israelí desde los Altos del Golán.

Por otro lado, con el fin de prevenir la amenaza de ataques con misiles por parte de las fuerzas proiraníes, Israel solicitó resolver la situación en el área adyacente a los Altos del Golán, donde las formaciones respaldadas por Irán desplegaban armas pesadas. Rusia celebró consultas con Irán, y Teherán “dijo que no consideraba correcto agravar la situación en el área y que no tenía intenciones agresivas contra Israel”, por lo que todas las fuerzas proiraníes con armas pesadas se retiraron de los Altos del Golán a una distancia segura para Israel, ha señalado Konashénkov.

“Las acciones hostiles de la Fuerza Aérea israelí cometidas contra el Il-20 ruso van más allá de la construcción civilizada de las relaciones”Ígor Konashénkov, portavoz del Ministerio de Defensa de Rusia
Además, a pedido de Israel, el Mando ruso en Siria le daba garantías reiteradamente de que ninguna munición y equipo sensibles enviados desde Rusia a Siria terminaran en manos de terceros, ha detallado el militar, añadiendo que Israel “ha subrayado en repetidas ocasiones la importancia del trabajo realizado por el Ministerio de Defensa de Rusia en este ámbito y ha expresado su agradecimiento a los especialistas rusos”.

El portavoz del Ministerio ha recordado también cómo en 2016 Rusia entregó a Israel el tanque Magach-3 capturado en 1982 en el Líbano; cómo ayudó en la preservación de santuarios y tumbas judías en la ciudad de Alepo, o bien en la búsqueda de los restos de los militares israelíes en coordenadas específicas en Siria, cuando los militares rusos fueron atacados por terroristas del Estado Islámico y un soldado de las fuerzas especiales rusas resultó herido.

En este contexto, “las acciones hostiles” de la Fuerza Aérea israelí, cometidas contra el Il-20 ruso, “van más allá de la construcción civilizada de las relaciones”, se lamentó Konashénkov, para concluir que los datos presentados este domingo muestran que los líderes militares de Israel “o bien no aprecian el nivel de las relaciones con Rusia”, o no controlan ciertos mandos y comandantes individuales, “que entendían que sus acciones llevaban a una tragedia”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *