Abogada defensora dice que el pandillero Jonaiki Martínez Estrella es único asesino de Junior

Abogada defensora dice que el pandillero Jonaiki Martínez Estrella es único asesino de Junior

Miguel Cruz Tejada

NUEVA YORK._ La abogada Toni Messina, defensora de uno de los cinco pandilleros trinitarios, acusados por el homicidio del estudiante dominicano Lesandro Guzmán Feliz (Junior), dijo ayer lunes en el juicio y señalándolo con el dedo, que el único asesino es Jonaiki Martínez Estrella, otro de los pandilleros, del que los fiscales dicen que le dio la estocada letal al adolescente.

La abogada, pidió al jurado decidir si todos los sospechosos acusados ​​de asesinar a Junior tenían la intención de matarlo cuando se le tiraron con cuchillos y un machete, después de sacarlo arrastrado de una bodega en El Bronx, el 20 de junio de 2018, y si los pandilleros en su conjunto, actuaron con atrocidad.

En los argumentos de cierre, Messina que defiende a Manuel Rivera señaló con el dedo a Martínez Estrella.

“Un acto aberrante, un acto renegado, un acto cometido por un solo hombre, sólo un hombre, quien fue que mató a Junior”, dijo Messina. “No culpen a mi cliente por la decisión de otra persona”, les pidió a los jurados.

La patóloga forense Sofía Rodríguez aclaró el viernes la versión de que Júnior sufrió múltiples heridas graves durante el ataque, algunos infringido con un machete, aclarando que se trataba de una sola puñalada con un cuchillo de cortar pan en el cuello que acabó con su vida.

“Buscando un culpable en Manuel por el crimen de otra persona o por pertenecer a una banda, no es hacer las cosas bien”, dijo Messina. “Eso no hace justicia para Junior. Es una injusticia para todos”, añadió la abogada.

Los abogados de la defensa alegaron que sus defendidos simulaban pinchazos en el cuerpo del adolescente con cuchillos entre ellos uno de los líderes de la banda, Frederick A, observaba desde el otro lado de la calle y se sentían bajo presión para llevar a cabo las órdenes.

Martínez Estrella, de 24 años, fue acusado de asesinato, homicidio y asalto en pandilla el 2 de julio de 2018.

Los pandilleros que hicieron acuerdos con los fiscales para incriminar a sus compañeros trinitarios, Kevin Álvarez y Michael Sosa Reyes, dijeron al jurado durante el juicio que el grupo actuaba por órdenes del jefe de la banda “Los Sures”, Diego Suero, para atacar a los rivales la noche del asesinato, pero no para matarlos.

Los cinco acusados ​​se enfrentan a cadena perpetua si son declarados culpables por el cargo más grave de asesinato en primer grado.

“Álvarez no esperaba esto, ¿por qué debería esperar que alguien más estaba?, no había ninguna orden para matar”, dijo la abogada.

Álvarez y Reyes persiguieron Junior en sus carros la noche del asesinato y no se enfrentan a penas de cárcel a cambio de sus testimonios.

El abogado Martin Goldberg, que representa a Muñiz, dijo a los jurados que tenía la misma reacción al desgarrador material de archivo como la ciudad entera, cuando él y su esposa primero, observaron el asesinato de Junior en las noticias, pero pidió al jurado decidir sobre el caso con sus cabezas, no con sus corazones.

“Esa mirada de miedo en la cara del niño cuando estaba siendo sacado de la bodega, es la parte más difícil sacarse de la mente”, dijo. “Yo sabía que el mayor reto, en este caso, no iba a ser la evidencia, que era la ira.”

Goldberg dijo que su cliente Muniz, nunca utilizó el machete para asesinar a Junior, y mostró vídeos a los miembros del jurado que exponen a Muniz girar el arma plana en su lado en el momento en que entró en contacto con el adolescente que luchaba.

“Al esgrimir el cuchillo, no lo hace a él un héroe, pero tampoco lo convierte en un asesino”, dijo Goldberg.

Amy Attias, que representa a Rodríguez, mostró imágenes de los preparativos para el ataque y el asesinato, diciendo que en ellas, aparece su defendido muy lejos del grupo, cuando venía.

El abogado de García, Edward Schneider, pidió a los miembros del jurado considerar cómo ese pandillero se entregó a la policía días después del asesinato, a diferencia de la mayoría de los que fueron detenidos en un escondite en Paterson, Nueva Jersey.

Para hoy martes, se espera el inicio de la fase final, con los argumentos de cierre del abogado de Estrella y las exposiciones sumatorias de los fiscales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *