Tiger Woods reaparece en Sawgrass: “Estoy donde quería estar a estas alturas

Tiger Woods reaparece en Sawgrass: “Estoy donde quería estar a estas alturas

Tiger Woods está recuperado de las molestias en el cuello que le llevaron a renunciar la semana pasada al Arnold Palmer Invitational. Así lo ha asegurado este martes en el TPC Sawgrass de Ponte Vedra Beach (Florida), donde a partir del jueves buscará su tercera victoria en The Players Championship.

Las molestias en el cuello no son nuevas. Aparecieron por primera vez en el pasado British Open y se mantuvieron durante los ‘playoffs’ de la FedEx, aunque no le impidieron pelear por la victoria hasta el final en Carnoustie y alzarse con el Tour Championship.

Este año reaparecieron en Los Ángeles (Genesis Open) y se agravaron en el WGC México Championship, pero tras las tres semanas de descanso las molestias han remitido. “Ya no me duele, pero sí llegó un momento en el que afectó a mi swing, por eso paré. Tengo la parte baja de la espalda fundida y la tensión tiene que aparecer por algún sitio”, explicó el golfista.

En todo caso, aseguró Woods, las molestias no han afectado a su planificación de la temporada, que está enfocada a alcanzar su mejor nivel a mediados de abril para el Masters de Augusta. “He jugado tres torneos hasta ahora, que es más o menos lo que tenía previsto, y estoy donde quería estar a estas alturas del año”, proclamó sonriente.

Lo que sí se resintió debido a los problemas de cuello fueron sus estadísticas de putt. Por eso, Woods ha recurrido a Matt Killen, el coach de putt de su amigo Justin Thomas. “Matt conoce bien mi movimiento y quise que me echara un vistazo. Aprecio mucho sus conocimientos. Me dijo un par de cosas pero de todas formas el putt ha ido mejorado conforme ha ido desapareciendo el dolor de cuello”, aseguró el dos veces ganador de The Players.

Woods, campeón en 2001 y 2013, es uno de los 23 participantes de este año que saben lo que es jugar el torneo en marzo. El resto sólo lo ha jugado en mayo, el emplazamiento que se le dio en el calendario entre 2007 y 2018.

Eso, reconoce, será una ventaja indudablemente porque las condiciones ahora son mucho más duras que en Primavera: “El campo juega muchísimo más largo ahora que en marzo. He estado entre un hierro cinco y un hierro 6 para jugar el 17, y eso sólo es posible si has jugado el campo en marzo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *